El vicio en la ópera – Recorrido por la historia de la ópera


El vicio en la ópera – Recorrido por la historia de la ópera

EL VICIO EN LA ÓPERA – RECORRIDO POR LA HISTORIA DE LA ÓPERA

 

El vicio en la ópera

 

Introducción

Si estuviéramos unas cuantas décadas, bastantes, atrás, a este artículo le tendríamos que poner rombos, dos o más, que era lo que se hacía en televisión cuando el contenido no era apto para menores. No, hoy no lo es tampoco. Es decir, si les queremos hablar a los niños de lo entretenida que puede llegar a ser una ópera, no les mencionemos ninguna de éstas, porque entretenidas lo son, pero llenas de depravación también. Lo que hoy veremos no son simples pecados que podemos cometer todos en algún momento, son auténticas aberraciones en muchos casos o crímenes de los gordos.

Hoy hablaremos del vicio en la ópera. Vicio con mayúsculas.

 

El vicio en la ópera

Vamos a ir haciendo un recorrido a través de la historia de la ópera y ya veremos que desde sus inicios, el vicio en la ópera está presente. Lo haremos al azar, porque la lista es interminable. Por lo visto el vicio vende mucho, pocos compositores se han escapado de esa tentación.

Claudio Monteverdi

El llamado padre de la ópera nos dejó una que para empezar no está mal. Se trata de su última ópera, L’incoronazione di Poppea. En ella encontramos al personaje de Nerón, así que ya podemos imaginar que no va a pasar nada bueno. Hay adulterio, infidelidad y asesinato.

 

Wolfgang Amadeus Mozart

Nos vamos a centrar en su ópera Don Giovanni. Para empezar hay un intento de violación, o algo más. Un asesinato, el maltrato a una pobre esposa a la que abandona y veja cuando le viene en gana y además una seducción de otra el mismo dia de su boda. Eso sí, al final de la ópera hay moraleja: don Giovanni de cabeza al infierno por obrar mal.

 

Richard Wagner

Con la Tetralogía ya quedaremos servidos para hablar del vicio en la ópera según Wagner.

En El Oro del Rin vemos avaricia. En Die Walküre, incesto y asesinato. En Siegfried sigue el tema del asesinato y concluye el El ocaso de los dioses, con mas asesinatos, inmolaciones y todos los dioses consumidos por un fuego que en teoría va a purificarlo todo y librarnos de todos los vicios, pero son más de quince horas de depravación.

 

Giuseppe Verdi

Verdi también tiene algunos personajes que dan bastante asco, pero vamos a hablar de una ópera que hasta al mismo Verdi le daba algo de repelús. Se trata de La forza del destino. Don Álvaro mata (sin querer, pero llevando un arma) al padre de su novia. Más adelante también matará al hermano de la joven, que recibirá un balazo fraternal sin comerlo ni beberlo. Verdi dijo que «había demasiados muertos en escena» y eso libró a don Álvaro de morir despeñado por un acantilado.

 

Giacomo Puccini

Dejando a un lado a la sanguinaria Turandot, encontramos a un vicioso de manual como es Scarpia, el lujurioso y cruel personaje que morirá a manos de Tosca con un cuchillo clavado en el pecho.

 

Igor Stravinsky

En su ópera Edipo rey, éste comete parricidio y después se casa con su madre.

 

Dmtri Shostakovich

La protagonista de Lady Macbeth de Mtsensk, Katerina, envenena a su suego con un raticida en unas setas.

 

Georges Bizet

Don José mata a Carmen «porque era suya», y no iba a permitir que se fuera con el torero o con otro.

 

Engelbert Humperdinck

Todos recordamos la historia de Hansel y Gretel, una ópera que muchas veces se programa para espectáculos infantiles porque estamos hablando de un cuento. Sí, un cuento en el que los dos hermanos meten a la bruja en el horno y la queman. Bueno, eran otros tiempos, pero por si acaso no dejar a los niños cerca de un horno.

 

Richard Strauss

Este es el último ejemplo del vicio en la ópera, aunque podríamos haber puesto muchos más. Salomé es una de las óperas más cruentas y morbosas de la historia, tanto que estuvo prohibida en el Metropolitan de Nueva York durante mucho tiempo.

Sin embargo, como aquí no hay censura vamos a dejar una escena y el enlace al libreto para que se pueda seguir mejor.

Las imagenes son de una producción del Festival de Salzburgo de 2018 con Asmik Grigorian como Salomé.

 

 

Quizás le interese las siguientes entradas relacionadas con El vicio en la ópera – Recorrido por la historia de la ópera de la opera .net:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cuatro =