Verdi – Un Ballo in Maschera


Verdi – Un Ballo in Maschera

Un ballo in maschera. Ópera en tres actos de Giuseppe Verdi, con libreto de Antonio Somma, basado en la obra de Scribe para la ópera de Daniel-Esprit Auber titulado «Gustave III, ou le bal masqué» de 1833. Está basado en un caso más o menos real sucedido en Suecia en 1792.

Un Ballo in Maschera

Un Ballo in Maschera

La ópera se estrenó en Roma, en el Teatro Apollo, el 17 de febrero de 1859, pero inicialmente fue un encargo del Teatro San Carlo de Nápoles, lo que ocurrió fue que Verdi y Somma se ciñieron tan fielmente al texto original de Scribe, que los censores del Nápoles absolutista no dieron el visto bueno. Además, le exigieron a Verdi que no apareciera ningún personaje relacionado directamente con la monarquía; que el papel de la esposa pasara a ser el de una hermana, para que de esta forma la infidelidad no apareciera por ninguna parte; que no hubiera baile de máscaras y que nadie fuera asesinado en escena.

Con todas estas exigencias, la obra resultaba un galimatías y no había por donde cogerla, así que Verdi se fue a Roma, confiando que allí la censura fuera más tolerante. Lo fue, pero le obligaron a cambiar el lugar de la acción, de Estocolmo a Boston. Los nombres de los protagonistas también cambiaron, de Gustavo III a Riccardo; de Renato Anckarström a simplemente Renato. A Amelia la dejaron seguirse llamando igual. Desde hace unos cuarenta años aproximadamente se ha ido devolviendo a los personajes sus nombres originales.

Lleven los nombres que lleven, esta ópera se encuentra enclavada en la madurez de Verdi y está llena de poesía, fuerza y expresividad.

 

Personajes

Un Ballo in Maschera tiene los siguientes personajes principales:

RICCARDO (Gobernador de Boston)/ GUSTAVO III (Rey de Suecia) – Enamorado de Amelia, esposa de su secretario Renato. Papel para tenor lírico pero con fuerza y tesitura amplia.
AMELIA – Esposa de Renato, enamorada de Riccardo. Papel para soprano con tintes dramáticos.
RENATO/ RENATO ANCKARSTRÖM – Secretario de Riccardo y esposo de Amelia. Papel para barítono.
OSCAR – Paje de Riccardo. Papel travestido interpretado por una soprano ligera o de coloratura.
ULRICA – Maga y adivina. Papel breve pero importante para contralto o mezzosoprano.
SAM y TOM – Conspiradores contrarios a Riccardo. Bajos.
CORO – Importantes intervenciones.

 

Argumento de Un Ballo in Maschera

ACTO I

El gobernador de Boston

Riccardo, el gobernador de Boston (o en algunas versiones el rey Gustavo III de Suecia) es muy apreciado por su pueblo, por su manera moderna y positiva de ejercer su cargo. Sus colaboradores cantan sus alabanzas, aunque haya algunos que discrepen, como es el caso de Tom y Sam. Riccardo y su paje Oscar se disponen a despachar asuntos del gobierno del estado.

Oscar le muestra la lista de invitados para un baile de máscaras que pronto va a tener lugar. Cuando Riccardo ve el nombre de Amelia, la mujer de su secretario de la que está enamorado, se distrae en pensamientos románticos, que hacen que despida a todos menos a su fiel Oscar.

La conspiración

Precisamente entonces, hace su aparición el secretario, Renato, que le advierte de una conspiración contra él. Riccardo no le hace demasiado caso. Llega el Juez para que el gobernador firme un documento para expulsar a Ulrica, la adivina. Oscar la defiende y entonces Riccardo decide ir a verla en persona, a lo que Renato se opone al pensar en la posibilidad de un atentado.
Sin embargo, a todos les interesa ver la capacidad adivinatoria de Ulrica.

La cueva de Ulrica

La acción se sitúa en la cueva de Ulrica. Un marino, Silvano, se queja de no haber sido nunca premiado después de muchos años al servicio del gobernador. Ulrica le predice un cambio de fortuna. Riccardo, de incógnito, desliza en el bolsillo de Silvano un documento de ascenso y una moneda de oro. Cuando Silvano lo ve, todos alaban la habilidad de Ulrica.
Llega entonces un criado de Amelia, que Riccardo reconoce, que pide que su señora sea recibida por la maga. Ulrica los hace salir a todos, pero Riccardo se esconde y se queda. Amelia viene para buscar un remedio para un amor culpable ante el que no quiere sucumbir. Ulrica le dice que vaya al campo del horror y recoja unas hierbas que crecen allí. Amelia promete ir y Riccardo se dice que él también irá.
Cuando Amelia se va, entran disfrazados Oscar y otros colaboradores (Sam y Tom entre ellos), que han seguido a Riccardo, quien disfrazado también, le pide a Ulrica que le vaticine su futuro.

Ulrica vaticina

Cuando Ulrica le toma la mano, lo rechaza, diciendo que en un gran hombre, pero no quiere decir más. Ante la insistencia de Riccardo, ella le dice que morirá a manos del primer hombre que estreche su mano. Riccardo se ríe y trata de que sus amigos le den la mano, sin conseguirlo. Llega Renato, siempre preocupado por la posibilidad de un peligro.

Cuando Riccardo le tiende la mano Renato, que no sabe nada, se la estrecha sin dudar. Riccardo aún se toma más a broma la profecía de Ulrica, ya que no duda de la fidelidad de su secretario. Ulrica insiste en que tiene enemigos, ante lo cual Sam y Tom se retiran nerviosos. Silvano, que ha descubierto la presencia del gobernador llega con más marineros que lo vitorean.

ACTO II

Amelia, Riccardo y Renato

Al campo del horror, donde ahorcan a los ajusticiados, llega Amelia a buscar las hierbas que le ha recomendado Ulrica, cuando llega Riccardo. Éste le pide que le manifieste su amor y, aunque al principio se resiste, se lo acaba diciendo. Ante la inesperada llegada de Renato, Amelia se cubre con un velo.

Renato viene preocupado ya que los traidores se acercan y la vía de huida para Riccardo es complicada, por un camino dificil donde no le será posible huir con una dama. Riccardo acepta marcharse si Renato acompaña a la dama hasta la ciudad, sin intentar saber su identidad. Renato lo promete y Riccardo se va.

Los enemigos de Riccardo

Llegan los enemigos de Riccardo y confundiendo a Renato con el gobernador lo quieren atacar. Renato, para defenderse, les dice quien es. Los conspiradores insisten entonces en saber quien es la dama, descubriendo al final que es su propia mujer, hecho que Renato no se explica. Las risas y burlas de los traidores enfurecen y despiertan los celos de Renato. Con profunda rabia, convoca a Sam y a Tom en su casa.

ACTO III

Renato furioso

Ya en casa, Renato da rienda suelta a su furia contra Amelia y la amenaza con matarla. Amelia le suplica que le deje ver a su hijo por última vez. Renato accede y Amelia se va. Cuando se queda solo, Renato medita y llega a la conclusión de que más culpable que Amelia, es Riccardo, y es él el que debe morir.

Cuando llegan Sam y Tom, Renato manifiesta su voluntad de unirse a ellos en el complot para asesinar al gobernador. Se echan a suertes el nombre del futuro ejecutor. La mano de Amelia es la que debe extraer el papel y la suerte recae en su marido, Renato. La alegría que manifiesta el rostro de éste hace que Amelia sospeche lo que va a ocurrir.

Oscar, el paje, se presenta para invitar al matrimonio al baile de máscaras. Todos confirman su asistencia a la fiesta.

El baile

En el palacio del gobernador, Riccardo está escribiendo la orden para trasladar a Renato y a su mujer a Inglaterra. De este modo, revela sus intenciones de no llevar más allá la relación con Amelia. Separarse es el único remedio para sofocar su amor. Espera, sin embargo con gran emoción, el momento de verla por última vez.

El baile ha empezado. Oscar, disfrazado, se acaba delatando por su insistencia en saber quien se oculta detras de cada máscara. Cuando Renato le pregunta donde se encuentra Riccardo, Oscar se evade de la respuesta.

El final

Riccardo y Amelia se han encontrado y él le dice adios, cuando Renato le clava su puñal.
Cesa la música. Riccardo agoniza perdonando a sus enemigos y manifestando a Renato, la honestidad de Amelia. Renato lamenta entonces la injusta muerte que le ha dado al gobernador. Riccardo muere ante los lamentos de todos los invitados al baile de máscaras.

Arias principales

En el primer acto, el protagonismo es de Riccardo (para simplificar no vamos a ir poniendo los dos nombres cada vez), con arias como «La rivedrà nell’estasi», «Di tu se fedele» y E scherzo o è follia». También encontramos a Renato con «Alla vita che t’arride».
En el segundo acto, es Amelia que se luce con «Ecco l’orrido campo» y el dúo «Teco io sto», que es uno de los más bellos e inspirados de Verdi.
El tercer y último acto está lleno de momentos memorables, la doliente aria «Morrò, ma prima in grazia» y la que tal vez sea una de las mejores, sino la mejor, aria para barítono escrita por Verdi: «Eri tu», y se van sucediendo hasta llegar al conmovedor final.

Versiones de Un ballo in maschera

Quizás le interese las siguientes entradas relacionadas con Verdi – Un Ballo in Maschera de la opera .net:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 13 =