Blog de Opera: noticias de ópera, argumentos, cantantes de opera, compositores, arias …

Le nozze di Figaro – Ecco la marcia! / L’ho perduta… (Mozart)

Le nozze di Figaro – Ecco la marcia! / L’ho perduta… (Mozart)

Finalmente llega el momento de las bodas. Acompañados por el pueblo y ante los condes se casan Susanna con Figaro y Marcellina con el doctor Bartolo.
Cuando Susanna se arrodilla ante el conde, le hace entrega secretamente de la nota que ha escrito junto la condesa, para citarlo por la noche en el jardín. El conde se la guarda en su bolsillo. Momentos más tarde,cuando ya bailan todos, saca el papel, pero se pincha con el broche. Figaro no está perdiendo detalle, y le dice a Susanna, que el conde se ha pinchado con un broche que iba en una nota, que seguramente le habría entregado una amante.
El conde, luego le dice a Barbarina que le entregue el broche a Susanna, y que le diga “este es el broche de los pinos”, como una señal secreta de confirmación de la cita.
Llega la noche, y Figaro, que va con Marcellina, sorprende a una atribulada Barbarina que busca desesperadamente por el suelo algún objeto. Cuando Figaro le pregunta que es lo que ha perdido, Barbarina le explica que es un broche que debe devolver a Susanna de parte del conde, el broche de los pinos, añade.
Figaro, disimulando, se saca un alfiler de su capa i finge que es el que Barbarina perdió, con lo cual ésta se va a entregarlo a Susanna, quedando Figaro hundido en la miseria por creer que Susanna le es infiel. Marcellina le aconseja que no se deje llevar por la primera impresión, porque aun no se sabe de quien se están burlando. Certeras palabras que no convencen al pobre Figaro en absoluto.

DUE DONNE
Amanti costanti,
seguaci d’onor,
cantate, lodate
sì saggio signor.
A un dritto cedendo,
che oltraggia, che offende,
ei caste vi rende
ai vostri amator.

TUTTI
Cantiamo, lodiamo
sì saggio signor

(I figuranti ballano. Susanna essendo in
ginocchio durante il duo, tira il Conte per
l’abito, gli mostra il bigliettino, dopo passa
la mano dal lato degli spettatori alla testa,
dove pare che il Conte le aggiusti il cappello,
e gli dà il biglietto. Il Conte se lo mette
furtivamente in seno, Susanna s’alza, e gli
fa una riverenza. Figaro viene a riceverla, e
si balla il fandango. Marcellina s’alza un po’
più tardi. Bartolo viene a riceverla dalle
mani della Contessa. Il conte va da un lato,
cava il biglietto, e fa l’atto d’uom che rimase
punto al dito: lo scute, lo preme, lo succhia,
e vedendo il biglietto sigillato colla spilla,
dice gittando la spilla a terra)

CONTE
Eh già, la solita usanza,
le donne ficcan gli aghi in ogni loco.
Ah, ah, capisco il gioco.

FIGARO
(vede tutto e dice a Susanna)
Un biglietto amoroso
che gli diè nel passar qualche galante,
ed era sigillato d’una spilla,
ond’ei si punse il dito,

(Il Conte legge, bacia il biglietto,
cerca la spilla, la trova e se la mette
alla manica del saio.)

Il Narciso or la cerca;
oh, che stordito!

CONTE
Andate, amici! E sia per questa sera
disposto l’apparato nuziale
colla più ricca pompa; io vo’ che sia
magnifica la feste, e canti e fuochi,
e gran cena, e gran ballo, e ognuno impari
com’io tratto color, che a me son cari.

CORO
Amanti costanti,
seguaci d’onor,
cantate, lodate
sì saggio signor.
A un dritto cedendo,
che oltraggia, che offende,
ei caste vi rende
ai vostri amator.
Cantiamo, lodiamo
sì saggio signor!

(Il coro e la marcia si ripetono,
tutti partono.)

ATTO QUARTO

(È notte. Giardino con due padiglione,
a destra e a sinistra. Entra Barbarina con
Lampione)

Scena Prima

(Barbarina sola)

Nº 23. Cavatina

BARBARINA
(cercando qualche cosa per terra)
L’ho perduta… me meschina…
ah, chi sa dove sarà?
Non la trovo… E mia cugina…
e il padron … cosa dirà?

Scena Seconda

(Barbarina, Figaro e Marcellina )

FIGARO
(entrando)
Barbarina, cos’hai?

BARBARINA
L’ho perduta, cugino.

FIGARO
Cosa?

MARCELLINA
(entrando)
Cosa?

BARBARINA
La spilla,
che a me diede il padrone per recar a Susanna.

FIGARO
A Susanna … la spilla?

(In collera)

E così, tenerella, il mestiero già sai…

(Tranquillo)

di far tutto sì ben quel che tu fai?

BARBARINA
Cos’è, vai meco in collera?

FIGARO
E non vedi ch’io scherzo? Osserva…

(cerca un momento per terra, dopo aver
destramente cavata una spilla dall’abito o
dalla cuffia di Marcellina e la dà a Barbarina)

Questa
è la spilla che il Conte
da recare ti diede alla Susanna,
e servia di sigillo a un bigliettino;
vedi s’io sono istrutto?

BARBARINA
E perché il chiedi a me quando sai tutto?

FIGARO
Avea gusto d’udir come il padrone
ti die’ la commissione.

BARBARINA
Che miracoli!
“Tieni, fanciulla, reca questa spilla
alla bella Susanna, e dille: Questo
è il sigillo de’ pini.”

FIGARO
Ah, ah, de’ pini!

BARBARINA
È ver ch’ei mi soggiunse:
“Guarda che alcun non veda.”
Ma tu già tacerai.

FIGARO
Sicuramente.

BARBARINA
A te già niente preme.

FIGARO
Oh niente, niente.

BARBARINA
Addio, mio bel cugino;
vò da Susanna, e poi da Cherubino.

(parte saltando)

Scena Terza

(Marcellina e Figaro)

FIGARO
(quasi stupido)
Madre!

MARCELLINA
Figlio!

FIGARO
Son morto!

MARCELLINA
Calmati, figlio mio.

FIGARO
Son morto, dico.

MARCELLINA
Flemma, flemma, e poi flemma! Il fatto è serio;
e pensarci convien, ma pensa un poco
che ancor non sai di chi prenda gioco

Traducción

DOS JOVENCITAS
Amantes constantes
adictos al honor,
cantad, load
a tan sabio señor,
Cediendo un derecho
que ultraja, que ofende,
él castas os entrega
a vuestros amantes.

TODOS
Cantemos, loemos
a tan sabio señor

(Todos bailan. Susana arrodillada ante
el conde, durante el canto del coro, le
estira de la casaca y le enseña la carta;
aprovecha un gesto del conde que parece
que le arregla el tocado, le da la carta,
que la guarda furtivamente en su traje.
Susana se levanta y hace una reverencia.
Fígaro recibe a la novia. Se baila un
fandango. Luego, Marcelina se levanta.
Bartolo va a recibirla de manos de
la condesa. El conde saca la carta y se
pincha un dedo con el broche, lo sacude,
aprieta, chupa, y viendo el broche que
sella la carta, lo tira al suelo mientras
la orquesta suena muy bajito)

CONDE
¡Ah, ya!, es la costumbre usual,
las mujeres ponen agujas por todas partes.
¡Ja, ja!, comprendo el juego.

FÍGARO
(viéndolo todo, a Susana)
Una carta de amor
que le dio alguien al pasar y estaba
sellada por un broche
con el que se pincho el dedo.

(El conde lee y besa la carta,
busca el broche y lo guarda
en la manga)

El Narciso ahora lo busca;
¡oh que atolondrado!

CONDE
Id, amigos, y sea para esta noche dispuesta
la fiesta nupcial con la más rica pompa.
Yo quiero que sea magnífica la fiesta,
con cantos, fuegos, gran cena, y baile,
para que todos aprendan
como trato a los que me son queridos

TODOS
Amantes constantes
adictos al honor,
cantad, load
a tan sabio señor,
Cediendo un derecho
que ultraja, que ofende,
él castas os entrega
a vuestros amantes.
Cantemos, loemos
a tan sabio señor

(El coro y la marcha se repiten,
todos salen)

ACTO CUARTO

(Noche. Jardín con dos pabellones, uno
a la derecha y otro a la izquierda. Aparece
Barbarina con un farolillo en la mano)

Escena Primera

(Barbarina sola)

Nº 23. Cavatina

BARBARINA
(buscando algo en el suelo)
Lo he perdido… ¡pobre de mí!…
¡Ah, quién sabe dónde estará!
No lo encuentro…Y mi prima,
y el amo… ¿que dirán?

Escena Segunda

(Barbarina, Fígaro y Marcelina)

FÍGARO
(entrando)
Barbarina, ¿qué te sucede?

BARBARINA
Lo he perdido, primo.

FÍGARO
¿El qué?

MARCELINA
(entrando)
¿El qué?

BARBARINA
El broche
que me dio el amo para llevar a Susana.

FÍGARO
¿A Susana?, ¿el broche?

(Enfadándose)

¿Y tan jovencita ya conoces el oficio…

(tranquilizándose)

para hacerlo todo tan bien como lo haces?

BARBARINA
¿Qué ocurre? ¿Estás encolerizado conmigo?

FÍGARO
¿Y no ves que bromeo? Mira…

(Busca un momento por el suelo; después de
haber quitado habilmente un broche del
vestido de Marcelina, se lo da a Barbarina)

…este
es el broche que el conde
te dio para llevar a Susana,
y servía de sello a una cartita.
¿Ves si estoy enterado?

BARBARINA
¿Por qué lo preguntas si ya lo sabes todo?

FÍGARO
Deseaba oír como el amo
te dio el encargo.

BARBARINA
¡Oh nada extraordinario!
“Ten, muchacha, lleva este broche
a la bella Susana y dile: este
es el sello de los pinos.”

FÍGARO
¡Ah, ah, de los pinos!

BARBARINA
Es verdad que él añadió:
“mira que nadie lo vea”,
pero tú no dirás nada.

FÍGARO
Tenlo por seguro.

BARBARINA
¿No necesitas saber nada más?

FÍGARO
Oh, nada, nada.

BARBARINA
Adiós, mi bello primo,
voy a ver a Susana y después a Cherubino.

(Se va saltando)

Escena Tercera

(Marcelina y Fígaro)

FÍGARO
(Aturdido)
¡Madre!

MARCELINA
¡Hijo!

FÍGARO
Me muero.

MARCELINA
Cálmate, hijo mío.

FÍGARO
Me muero, te digo.

MARCELINA
Calma, calma y más calma. El hecho es serio
y nos conviene pensar. Pero un momento,
que aún no sabes de quién se burla.

PROTAGONISTAS

Fischer-Dieskau (el conde de Almaviva)
Kiri Te Kanawa (la condesa de Almaviva)
Mirella Freni (Susana)
Hermann Prey (Fígaro)
María Ewing (Cherubino)
Paolo Montarsolo (Bartolo)
Dirección Musical: Karl Böhm con la Orquesta Filarmónica de Viena y el coro de la Ópera Estatal de Viena
Dirección de Escena: Jean-Pierre Ponnelle

Quizás le interese las siguientes entradas relacionadas con Le nozze di Figaro – Ecco la marcia! / L’ho perduta… (Mozart) de la opera .net:

Clasificado en Mozart

Etiquetas: | |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »